Martes, 2 septiembre , 2014
Tags Posts tagged with "Ley de servicios financieros"

Ley de servicios financieros

El Deber.- Si usted no cambió su tarjeta de débito de banda magnética a la de microchip, va a tener problemas porque se retrasará a la hora de hacer sus operaciones financieras. Desde ayer los cajeros automáticos retienen las viejas tarjetas y los bancos las están bloqueando; por lo tanto, la persona que quiera acceder a la nueva debe apersonarse a su entidad financiera y realizar gestiones.

A fin de fortalecer las medidas de seguridad y aprovechar las bondades de la tecnología, desde enero del año pasado la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) alertó al público para que cambie su tarjeta de débito de banda magnética por una de microchip.

Si bien el plazo venció el 31 de diciembre de 2013, mucha gente no hizo el remplazo de la tarjeta, pese a la intensa campaña publicitaria realizada tanto por la ASFI como por las entidades financieras del país.

No se debe cobrar

La ASFI divulgó ayer la resolución 001/2014, en la que comunica al público en general y a  los tarjeta habientes en particular de todo el sistema financiero, que conforme a lo instruido en la Circular 127/2013 del 8 de enero del mismo año, se recuerda a las entidades de intermediación financiera que, pese  a que el plazo para el cambio de tarjetas de débito y crédito venció el 31 de diciembre, se encuentra terminantemente prohibido efectuar el cobro por dicho remplazo.

La ASFI también advierte que ante cualquier intención de cobro, el tarjeta habiente deberá elevar su denuncia o reclamo  a la línea gratuita del 800-103-103.

Alerta general

En anterior resolución previa a la 001/2014, la ASFI dejó en claro que además de realizar el trámite del cambio gratuito de tarjeta, el público no tiene la obligación de adquirir el seguro que ofrecen la mayoría de las entidades financieras.

Una cosa muy diferente es el trámite para la obtención de una segunda tarjeta por pérdida o sustracción.

En este caso, los bancos cobran entre Bs 60 y Bs 70.

Una de las dudas observadas ayer en un recorrido por varias entidades financieras es la de los turistas que llegaron para vacacionar en Bolivia o están en tránsito para observar el rally Dakar, que este año pasará por la parte occidental del país.

La semana pasada, la directora de la ASFI, Lenny Valdivia, anunció que a fin de este mes se realizará una evaluación para determinar con precisión la cantidad de personas que no hicieron el remplazo de la tarjeta; los bancos siguen realizando la migración a tarjetas de microchip

    Para conocer    

No hay más plazo
La ASFI emitió una nueva resolución, pero en ningún momento  amplía el plazo para el cambio; los bancos están en la obligación de seguir el proceso.

Un porcentaje preocupante
Hasta el cierre de la pasada gestión la ASFI reconoció que entre un 20 y 25% faltaba que haga el cambio. La gente deja todo para último momento.

Datos de los usuarios
En el país hay 2,5 millones de clientes usuarios de tarjetas de débito. Un informe actualizado saldrá el 31 de enero.

 

Radio Fides.- La Asociación de Bancos (Asoban) Santa Cruz informó que los a usuarios de entidades financiera que no realizaron el cambio de la tarjeta de débito magnética por la de chip hasta este 31 de diciembre serán pasibles a multas adicionales al momento de hacerlo el 2014, además de las dificultades que pasarán al retirar dinero de  los cajeros automáticos.

25070-descarga_17

 

“Los que no lo han hecho hoy y lo harán recién el 2014, tendrán que atenerse a las ligeras molestias que eso les ha de ocasionar, desde algún costo extra que puedan tener hasta no poder utilizar su tarjeta quizás en esos días próximos, hasta que no tengan la tarjeta con chip”, explicó Agustín Saavedra, gerente general de Asoban.

Enfatizó en que se trata de un beneficio para el mismo cliente, por su seguridad y la de sus ahorros ya que el uso del mecanismo del chip en las tarjetas evita la clonación o falsificación.

En Santa Cruz, existen al menos 2 millones de usuarios con tarjeta de débito de los cuales aún restan 500 mil que deben realizar el cambio.

asfi

(ABI).- La directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Lenny Valdivia, aclaró el lunes que los prestatarios que buscan renegociar sus créditos de vivienda y adecuarlos a las nuevas tasas de interés aprobadas por el Órgano Ejecutivo, deben remitir una nota formal ante el banco financiador como primer paso para iniciar el proceso de renegociación del préstamo.

‘Es bueno llegar con este mensaje a todos los prestatarios que pueden ser beneficiados con esta medida, lo primero que deben hacer es formalizar esa su solicitud a la entidad financiera en la cual tienen su crédito. Es una simple nota que cada prestatario debe enviar a su entidad financiera’, explicó en una rueda de prensa.

Afirmó que todos los créditos de vivienda emitidos antes de la aprobación de la Ley de Servicios Financieros, el pasado 21 de agosto, pueden renegociarse en base a las nuevas tasas de interés social fijadas por el Órgano Ejecutivo.

Según el decreto reglamentario de la nueva Ley de Servicios Financieros, la tasa de interés para créditos de vivienda será de 5,5% anual, si la casa a ser adquirida tiene un valor hasta 255.000 UFV (Unidad de Fomento a la Vivienda), es decir, 482.661 bolivianos ó 69.348 dólares, al tipo de cambio actual.

Además, la norma establece una tasa de interés anual de 6%, cuando la vivienda se cotiza entre 255.001 y 380.000 UFV, al menos 719.260 bolivianos ó 103.342 dólares.

Por último, cuando al valor comercial de la vivienda de interés social esté entre 380.001 y 460.000 UFV (870.683 bolivianos ó 125.098 dólares), la tasa de interés anual será de hasta 6,5%.

Luis Arce Catacora, Ministro de Economía. Foto: ABI
Luis Arce Catacora, Ministro de Economía. Foto: ABI

(Lidia Mamani, Página Siete).- El Gobierno definirá hasta mediados de enero del próximo año las tasas de interés pasivas que pagarán las entidades financieras a sus ahorristas que tienen depósitos.

Esta medida estará incluida en el decreto reglamentario de tasas de crédito para el sector productivo. El anuncio fue realizado por el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora.

“La tasa pasiva, que es la tasa de interés que las entidades financieras pagan a los que depositan su dinero en los bancos, estará dentro del reglamento de tasas de interés para el sector productivo”, anunció la autoridad después de una entrevista con los medios estatales.

La tasa de interés pasiva es la retribución que las entidades financieras pagan a los ahorristas y actualmente es definida por éstas.

Arce precisó que la fijación del porcentaje será tanto para la caja de ahorro y el depósito a plazo fijo (DPF), una medida que responde a la reglamentación de la Ley de Servicios Financieros, aprobada en agosto de 2013.

La medida entrará en vigencia desde el próximo año, para ello se prevé aprobar el reglamento hasta la primera quincena de enero próximo.

Actualmente las entidades financieras tienen intereses diferenciados para el crédito y el ahorro. Según los datos del Banco Central de Bolivia (BCB), hasta el pasado lunes 23 los bancos comerciales ofertaban, por los depósitos en caja de ahorro, una tasa de interés desde 0,01% hasta 2,68% (ver cuadro).

Mientras que para los DPF las tasas pasivas oscilan entre 0,01% hasta los 3,64%, escalas que dependen del plazo y el sistema financiero. En las entidades financieras especializadas en microfinanzas, los intereses que perciben los ahorristas por sus depósitos también son variables.

Aún no se conoce si con la nueva medida que alista el Gobierno se incrementarán las tasas de interés pasivas o se mantendrán.

Hasta el 22 de diciembre de este año los depósitos del público en el sistema financiero en caja de ahorro sumaron 5.256 millones de dólares, monto superior en 871 millones de dólares comparado con el año pasado.

Nelson Villalobos, secretario ejecutivo de ASOBAN junto a otros dirigentes de la banca. Foto archivo: AFKA
Nelson Villalobos, secretario ejecutivo de ASOBAN junto a otros dirigentes de la banca. Foto archivo: AFKA

ERBOL.- La Asociación de Bancos Privados (ASOBAN) prevé que las utilidades que su sector registrará al final de este 2013 rebajarán de 15 a 20 por ciento en relación a la gestión 2012, señaló el secretario ejecutivo de de esta organización, Nelson Villalobos.

“A noviembre la banca tiene acumuladas utilidades de 144 millones (de dólares) aproximadamente, si comparamos eso respecto a la gestión pasada evidentemente se va a observar una caída en la utilidades. (…) Sin duda habrá una caída entre un 15 y un 20 por ciento de las utilidades”, explicó el directivo.

En la gestión 2012, las utilidades de la banca privada ascendieron a 186 millones de dólares.

Villalobos atribuyó este descenso a reformas tributarias y el decreto de regula las tasas de crédito para viviendas sociales.

Precisó que a partir de esta gestión se puso en vigencia una alícuota adicional al impuesto a las utilidades que incrementó este tributo de 25 a 37,5 por ciento, siempre y cuando la rentabilidad de los bancos supere el 13 por ciento. A este factor sumó el nuevo gravamen a la venta de moneda extranjera.

Representantes de Gobierno en reuniones con la Asociación de Bancos de Bolivia cuando trataron el reglamento de la Ley. APG/ARCHIVO
Imagen de archivo: Representantes de Gobierno en reuniones con la Asociación de Bancos de Bolivia cuando trataron el reglamento de la Ley. APG/ARCHIVO

Opinión.- El sistema financiero boliviano debe incrementar su cartera en los próximos cinco años de 4.229,9 millones de dólares a 8.875,3 millones para la otorgación de créditos para la vivienda social y producción, lo cual significa un 110 por ciento más de lo que actualmente cuenta para ambos rubros.

El viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, explicó que la cartera de las entidades financieras alcanza a 4,229,9 millones de dólares para préstamos de vivienda y producción.

Ahora, según la norma reglamentaria, las entidades financieras deben destinar al menos 60 por ciento de su cartera a ambos rubros, lo que significa incrementar unos 4.645,5 millones de dólares más en los próximos cinco años.

Según datos oficiales del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el nivel actual de cartera destinado a la vivienda es relativamente bajo en algunas instituciones financieras del país.

Hay entidades que tienen apenas el 2 por ciento del total de su cartera para ese fin, por lo que con la nueva normativa tienen la obligación de incrementar sustancialmente.

Sin embargo, en el otro extremo hay un banco que hasta octubre reportó haber otorgado el 24 por ciento de su cartera para que los bolivianos accedan a comprar una casa, un departamento o un terreno,

La mayoría de las entidades financieras de Bolivia tiene como promedio una cartera entre el 14 y 7 por ciento para créditos de vivienda, cifra considerada baja para el Gobierno.

TASAS DE INTERÉS Según el mismo informe del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el promedio de las tasas de interés para el préstamo de vivienda fluctuaba, más la denominada Tasa de Referencia (TRe), entre el 8 y el 11 por ciento . Sin embargo, ya existen muchas entidades que de a poco han comenzado a bajar los intereses y cobrar entre el 5,5 por ciento y el 8 por ciento .

Para el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, esas tasas ahora con la reglamentación serán mucho menores y fluctuarán entre el 5.5 por ciento y el 6.5 por ciento .

“El Banco Unión, por ejemplo, es uno de los que desde hace un tiempo comenzó a prestar para la vivienda con una tasa de interés del 5,5 por ciento , lo cual es destacable”, afirmó Guillén.

En cuanto al crédito para la producción, los bancos también deberán esforzarse en incrementar su cartera para que la producción en distintos rubros, sobre todo el alimentario, se eleve y genere mayor mano de obra que beneficie a todos los bolivianos.

Viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén Suárez. Foto: Eduardo Schwartzberg, La Razón
Viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén Suárez. Foto: Eduardo Schwartzberg, La Razón

Opinión.- Los bolivianos que contrajeron deuda o que desean comprar una casa con una tasa de interés baja pueden dirigirse a la banca para negociar, ya que rige el reglamento de la Ley de Servicios Financieros, que cambia las reglas de juego para la adquisición de una vivienda.

El viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, en una entrevista, explicó las ventajas de la nueva normativa y anunció que la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) alista una disposición que posibilitará que las personas que tienen menos ingresos tengan mayores posibilidades de capacidad de pago de para un crédito.

P: ¿La gente puede solicitar desde hoy su crédito?

R: A partir de la publicación del decreto reglamentario de la Ley de Servicios Financieros, que ha sido el viernes, la gente puede ir a las entidades financieras a solicitar su crédito y tiene dos alternativas. La primera es para las personas que tienen su crédito de vivienda, quienes pueden ir a renegociar su tasa de interés con el banco o la entidad con la que contrajeron el préstamo. La segunda es para aquella gente que no tiene ningún crédito y puede acudir a cualquier tipo de entidad, no solamente a bancos, para solicitar con la ventaja de las nuevas tasas de interés que son de 5.5 por ciento para viviendas hasta 70 mil dólares, 6 por ciento hasta 100 mil dólares y 6.5 por ciento hasta 120 mil dólares.

P: ¿Si yo contraje un crédito, por ejemplo al 8 por ciento , me pueden comprar la cartera?

R: Lo que debe hacer es ir al banco donde está su crédito y renegociar la tasa de interés. Lo interesante es que hemos puesto un nivel mínimo de cartera a las entidades financieras. Deben cumplir los mínimos intereses, además tienen que crecer. Va a ser difícil que dejen que su cliente se vaya y entonces deben bajar la tasa de interés. Si la entidad financiera no quisiera renegociar puede ir a otra.

P: ¿Cuántas veces uno puede beneficiarse con el crédito y con esas tasas de interés?

R: Es para una única vivienda. La vivienda que nosotros incentivamos es la de interés social que tiene dos características: una es el monto que no puede sobrepasar de 120 mil dólares para vivienda y 100 mil dólares para departamentos. Además tiene que ser la única vivienda, no la primera, es para la casa donde uno vive.

Si tiene una vivienda de 40 mil dólares y quiere comprarse de 60 mil puede acceder, pero si quiere mantener la de 40 mil y además pretende comprar otra de 100 mil nosotros entendemos que no es para vivir, sino para alquilar y su fin es comercial. En este caso no rigen las tasas de interés que dictamina el reglamento.

P: ¿Cuál es la situación de la banca actualmente?

R: Las tasas de interés que hoy ofrece el sistema financiero siempre son para el primer año y varía con la TRe (Tasa de Referencia). Desde el segundo año, los bancos cobran arriba del 9 por ciento con la TRe, cuando ingresan con 6 por ciento , por ejemplo. Con el decreto de reglamentación eso ya no va a existir. Nosotros estamos bajando hasta 5.5 por ciento y no varía. La gente tendrá la seguridad que ese 5.5 por ciento es lo que va a firmar y va a pagar. En algún momento si varía será en función de la nueva tasa que pongamos y no en función de la TRe.

P: ¿Qué va a pasar con el Plan de Vivienda Social?

R: El Plan de Vivienda Social es de fomento a otro tipo de viviendas. Es para la gente con menos recursos, eso va a seguir habiendo. No está desapareciendo. Sigue el Ministerio de Obras Públicas. Pero hay un sector que no es el que accede a esta vivienda social que da el Gobierno y son las personas de clase media, media baja que tienen déficit habitacional. Es para ellos esta forma de acceder a la vivienda mediante el crédito, el costo no es muy alto.

P: ¿Esta nueva normativa reducirá el índice de la no tenencia de vivienda propia?

R: Actualmente hay aproximadamente 100 mil personas con crédito de vivienda. Pensamos en duplicar esta cantidad en 5 años. Esa es la meta que le hemos puesto a los bancos para la cartera de crédito. Esto quiere decir que haya 100 mil personas más con el crédito de bajo interés.

Estamos hablando de un millón y medio de personas que podrán acceder a un crédito de vivienda.

Actualmente la cartera entre el crédito productivo y de vivienda social está aproximadamente en 4.229 millones de dólares.

P: ¿Qué pasa con la capacidad de pago?

R: Tener claro que cuando uno va a un banco, lo que hacen ellos es evaluar la capacidad de pago en función a un porcentaje del sueldo. Generalmente los bancos dicen el 25 por ciento del sueldo para que pueda pagar.

Acá pasa que cuando uno menos gana, más parte de su salario lo destina a vivienda. Si a uno le dicen 25 por ciento , básicamente le restringen el poder prestarse.

Si gana 5 mil bolivianos se habla de 1.250 bolivianos con 25 por ciento , son 180 dólares. Con ese monto es muy difícil acceder a comprarse algo. Pero si vemos cuánto paga en alquiler es aún más. Con este decreto se le da la posibilidad a la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) para que este porcentaje pueda subir, puede ser 2.500 bolivianos y pagar 300 dólares para un crédito de vivienda de hasta 60 mil dólares.

P: ¿Qué porcentaje se estima tomar en cuenta?

R: La ASFI sacará esta semana un reglamento donde diga que en función del total ganado cuánto de tu sueldo (porcentaje) se requiere para acceder a una vivienda. Mientras menos ganes ese porcentaje será mayor.

Esperamos que sea entre 35 y 40 por ciento de salario comprometido en un crédito. Es un porcentaje tentativo, a ojo de buen cubero.

P: ¿Qué recomendaciones le da usted como autoridad a la gente?

R: Debe evaluar su capacidad de pago y no tener miedo de ir a una entidad financiera. Una de las cosas que hemos estudiado en este tiempo y hemos visto es que hay mucha gente que prefiere pagar alquiler toda su vida que involucrarse con una entidad financiera. Ahora se le ha dado más poder a la gente. Ya no hay ese abuso que había de las entidades financieras. La ley empodera al usuario. Ya no tendrán el poder de cobrar lo que ellos quieren.

Lo que hemos visto es que hay bancos que primero cobran las comisiones que quieren y por los formularios. Si tu cuota debía ser de 300 dólares, terminas pagando 350 con toda la cantidad de comisiones. Hoy esas cosas han cambiado, por lo que tiene que hacer la población es perder el miedo a prestarse plata y ver que con una cuota pequeña y pequeños intereses puede acceder a una vivienda. El objetivo debe ser tener una casa propia.

P: ¿Algún otro incentivo?

R: Una de las cosas que establece el reglamento es que el anticrético, que es una forma de ahorro, va a tener la posibilidad de las mismas tasas de interés.

Cuando uno es joven y recién empieza, no tiene ese 20 por ciento que exigen los bancos para comprar una casa y una buena forma de ahorro es sacar el crédito de anticrético. Cuando se cumpla el plazo ya va a tener el pie para la compra de casa.

Se está viendo qué entidades financieras están dando crédito para anticrético y lo que se va a hacer es mejorar el sistema de garantías. Antes iba a prestarse para anticrético y pedían garantía hipotecaria. Se está trabajando para que ese pago que se hace sirva para garantía del crédito de vivienda.

(Gabriela Imaña, La Razón).- A partir de este lunes, las personas que tengan un préstamo de vivienda con alguna entidad financiera o las que deseen solicitar un crédito para este fin, podrán acceder a un financiamiento con las nuevas tasas de interés, que son más bajas con respecto a las que regían anteriormente.

“Desde mañana (hoy) ya se deberían aplicar (las nuevas tasas de interés), porque ya está vigente el decreto. A partir del lunes (las personas que tienen un crédito) ya pueden pasar por las entidades bancarias a renegociar” su préstamo, informó ayer a La Razón el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén.Tasas-vivienda_LRZIMA20131223_0016_11

El viernes, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, anunció que el decreto que reglamenta el régimen de tasas de interés para vivienda social y los niveles mínimos de cartera entraría en vigencia a más tardar este lunes. “A partir de la publicación (en la Gaceta Oficial) entra en vigencia estas características que hemos mencionado” en el reglamento, precisó la autoridad en rueda de prensa.

El decreto fija una tasa de interés máxima del 5,5% para una casa de hasta 255.000 UFV (Bs 483.528). La tasa para préstamos hasta 380.000 UFV (Bs 720.552) será del 6% y hasta 460.000 UFV (Bs 872.247) no deberá exceder del 6,5%. El cálculo en moneda nacional se hizo con base en la cotización de la UFV del 20 de diciembre.

Con la promulgación del Decreto de Reglamento de Régimen de Control de Tasas de Interés para Vivienda de Interés Social y Niveles de Cartera, las entidades financieras están obligadas a cumplir con esta normativa, aseguró el viceministro Guillén.

La norma indica que las nuevas tasas de interés (5,5%, 6,0% y 6,5%) serán los topes máximos y no se podrán indexar a esos límites la Tasa de Referencia (TRe), como ocurría en el antiguo sistema de créditos.

NÚMERO. Con las anteriores condiciones que regían en el sistema de intermediación financiera, una persona que contraía una deuda para acceder a la vivienda propia tenía que pagar anualmente un interés de entre 8 y 11,5%. (Ver infografía)

El Ministerio de Economía calcula en unos 100.000 prestatarios los que podrán renegociar sus contratos de crédito para vivienda social con las nuevas tasas de interés anual, que fluctúan hasta un máximo de 6,5%.

“Unas 100.000 personas podrán negociar con sus bancos para acceder a estos créditos. Por lo tanto, para ellos también se abre la posibilidad; calculamos que son unas 100.000 personas que están dentro de esta categoría”, indicó el ministro Arce.

La disposición tercera del decreto reglamentario establece que un prestatario podrá renegociar su contrato de crédito, siempre y cuando reúna las características para acceder a un crédito de vivienda social. El 10 de diciembre, en una entrevista con La Razón, el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros ratificó que las tasas fijadas para el sistema financiero nacional son de estricto cumplimiento y no dan margen a negociar otros porcentajes.

Tampoco se adicionará la TRe a este tipo de créditos, lo que hacía más oneroso su pago.

“El crédito de vivienda es homogéneo para todos, la técnica que se utiliza es similar para una persona que utiliza la mutual, banco o una financiera y van a tener estas tasas de interés. No hay diferenciación por institución”, añadió Arce, el viernes.

Subirán el porcentaje para el pago de cuotas

Las personas que tengan un salario bajo destinarán un mayor porcentaje de sus ingresos al pago del servicio de su deuda. Actualmente, las entidades financieras otorgan un crédito de vivienda con el pago de una cuota de hasta el 25% sobre el total ganado. Para definir estos límites, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) debe emitir la reglamentación.

“Actualmente, el 25% (del salario) es lo que piden las entidades (para el pago de un crédito), por lo que el 25% del salario está comprometido. Lo que hará la Asfi es reglamentar qué porcentaje se puede llegar en función del salario, así que los que menos salario tengan, van a tener un porcentaje mayor”, precisó a La Razón el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén Suárez.

Por ejemplo, si una persona percibe un sueldo de Bs 5.000, solo el 25% (Bs 1.250) puede destinarlo para el servicio de su deuda.

Guillén explicó que se está a la espera de una resolución que debe ser emitida por la Asfi para normar este porcentaje. La entidad reguladora debe hacerlo a la “brevedad posible”, porque es un pedido del Ministerio de Economía y Finanzas, añadió.

“Es importante remarcar que el primer decreto reglamentario de las tasas (de interés) expresa que la Asfi fijará los porcentajes de los sueldos que se podrán destinar a créditos de vivienda”, puntualizó.

No obstante, dijo que la falta de esta reglamentación no es ningún impedimento para que a partir de hoy se apliquen las nuevas tasas. “Se pueden realizar (los préstamos con las nuevas tasas de interés) sin la normativa que tiene que sacar la Asfi”.

“En la medida en que uno gana menos, destina mayor parte de su salario al alquiler de la vivienda, entonces lo que nosotros queremos es explicar cuánto de su salario va a ser comprometido para pagar el crédito”, señaló el viceministro Guillén. El viernes, el ministro de Economía, Luis Arce, ratificó que las personas que ganen de Bs 7.500 para abajo tendrán un interés de 5,5%. Los que tienen un salario de hasta Bs 10.500, su tasa de interés será de 6,0%, y los que ganan de Bs 10.500 para arriba la tasa será del 6,5%.

ley de bancos bolivia

(Lidia Mamani, Página Siete).- Al menos unos 100 mil prestatarios podrán renegociar sus contratos de crédito para vivienda social con las nuevas tasas de interés anual, que oscilan entre un mínimo de 5,5% y un máximo de 6,5%.

“Unas 100 mil personas podrán negociar con sus bancos para acceder a estos créditos (con tasas de 5,5%, 6% y 6,6%). Por lo tanto, para ellos también se abre la posibilidad; calculamos que son unas 100 mil personas que están dentro de esta categoría”, indicó ayer el ministro de Economía, Luis Arce.

El gabinete ministerial aprobó el jueves 19 el decreto supremo que reglamenta el régimen de tasas de interés para vivienda de interés social y niveles mínimos de cartera; es uno de los 48 reglamentos de la Ley de Servicios Financieros, aprobada el 21 de agosto de este año.

Arce dijo que en la disposición tercera del reglamento se establece que un prestatario podrá renegociar su contrato de crédito, siempre y cuando reúna las características para acceder a un crédito de vivienda social.

Por ejemplo, si una persona contrató un crédito de vivienda de 15 años y aún le falta amortizar cinco años, ya sea en la banca tradicional o en una mutual de vivienda, podrá solicitar que se aplique a su saldo la nueva tasa.

Nuevos créditos

Arce también dijo que las tasas mínima (5,5%) y máxima (6,5%) para créditos de vivienda ya están vigentes para las personas que quieran acceder a nuevos préstamos.

Las entidades financieras no podrán aplicar tasas que sobrepasen los límites del decreto, lo cual implica que la Tasa Referencial (TRe), que se imponía a los préstamos, ha quedado anulada.

Según el Ministerio de Economía, hasta ahora los bancos ofrecían, por ejemplo, una tasa para vivienda de 6,7%, pero después del primer o segundo año la subía a 9,0%, debido a que se le agregaba la TRe (ver cuadro).

“Es un anzuelo para los primeros años, es la ‘trampita’ que ponen para los préstamos”, dijo.

Según el valor de la vivienda

La norma expresa que las tasas de interés anuales para créditos de vivienda de interés social estarán en función del valor de la vivienda de interés social.

Por ejemplo, si el valor comercial de un inmueble es igual o menor a 255 mil UFV (unos 60 mil dólares), la tasa máxima de interés anual que deberán cobrar las entidades por un crédito no deberá superar el 5,5%.

Si el valor comercial del inmueble oscila entre 255.001 y 380 mil UFV (de 60.000 a 90.000 dólares), la tasa máxima de interés anual será de 6,0%.

Si ese costo de mercado se sitúa entre 380.001 y 460 mil UFV (entre 100 mil y 120 mil dólares), la tasa máxima anual exigible será de 6,5%.

Luis arce catacora, ministro de economia de Bolivia

(Página Siete).- El ministro de Economía, Luis Arce, dijo ayer que se debe dejar de lado la vieja mentalidad “neoliberal”, en la que los bancos hacían lo que querían al destinar los créditos al sector (comercio, servicios) que preferían.

“Ahora es el Estado el que pone las condiciones, es el que determina las tasas de interés y qué es lo que tiene que hacer el sistema financiero; ya no hay más libre mercado para el sistema financiero”, remarcó.

Entidades financieras tienen 5 años para adecuar sus carteras

Las entidades financieras ahora tienen hasta cinco años para adecuar sus carteras de créditos destinados a vivienda de interés social y al sector productivo, pero el monto colocado debe subir de 4.229 millones de dólares a 8.875 millones de dólares, informó el Gobierno.

El ministro de Economía, Luis Arce, advirtió ayer que si las instituciones financieras no cumplen con lo dispuesto, serán sancionadas con penas económicas y hasta la prohibición de que presten servicios, es decir, se les quitará toda opción de generar ingresos; la medida será reglamentada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Hace poco, la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) cuestionó el plazo de dos años para adecuar los actuales niveles de cartera del sistema financiero a los que se establece en el reglamento de la Ley de Servicios Financieros.

En el decreto sobre tasas, aprobado el jueves 19, se establece que el sistema financiero debe tener el 60% de toda su cartera en préstamos de vivienda social y créditos productivos. En la actualidad no llegan al 60%.

Arce afirmó que hoy la cartera de créditos productivos y de vivienda suma 4.229 millones de dólares y para alcanzar la meta, fijada en 60%, deben ascender a 8.875 millones de dólares.

“El sistema financiero tiene que doblar su esfuerzo para duplicar la cartera de 4.229 millones; debe prestar en los siguientes cinco años 4.645 millones de dólares y así llegar a los 8.875 millones de dólares; ésa es la exigencia del Gobierno para que den créditos productivos y de vivienda”, precisó la autoridad.

En el caso de las mutuales, la cartera debe ser de 50% en créditos destinados a vivienda de interés social.

En los bancos pyme, especializados en el financiamiento de las pequeñas iniciativas empresariales, el 50% del total de la cartera debe estar constituido por préstamos a pequeñas, medianas y microempresas del sector productivo.