Viernes, 22 agosto , 2014
Tags Posts tagged with "Estado plurinacional de Bolivia"

Estado plurinacional de Bolivia

El Presidente en conferencia de Prensa en Palacio de Gobierno fotos de R Zaconeta, ABI
El Presidente en conferencia de Prensa en Palacio de Gobierno fotos de R Zaconeta, ABI

Xinhua.- El presidente Evo Morales aseguró este martes que las inversiones en Bolivia serán respetadas, pero las nacionalizaciones siempre estarán vigentes cuando se comprometa la soberanía nacional o resulten de interés político.

“La nacionalización siempre estará garantizada en Bolivia”, afirmó en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, en respuesta a una publicación del periódico de la ciudad de La Paz “Página Siete”, que señala que el “Proyecto de ley de Inversión frena las nuevas nacionalizaciones”.

Morales criticó el accionar de algunos medios de prensa que buscan hacer campaña política con “mentiras” por lo que pidió sensatez para hacer “política con la verdad”, así sea desde los medios de comunicación.

Dio lectura al artículo 27, “sobre la nacionalización qué dice, textualmente, “las inversiones que se realicen bajo las regulaciones de la presente ley, no serán nacionalizadas”.

Sin embargo, apuntó que “únicamente procederá la nacionalización por razones de interés político o cuando se comprometa la soberanía nacional”.

Según Morales, este artículo pretende enfrentar al gobierno con los sectores sociales, quienes son los abanderados de este proceso de recuperación de los recursos naturales y de las empresas estratégicas del país de manos de transnacionales que fueron entregadas en la época neoliberal.

“Yo siempre les digo a los periodistas, si estamos equivocados díganos con la verdad, y algunos medios de comunicación dicen la verdad sobre estos errores, saludamos, respetamos, pero mentir intencionadamente ya no se puede aceptar”, expuso Morales.

A continuación el artículo a cuál se refiere el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia:

El proyecto de ley de inversión frena nuevas nacionalizaciones

Las expropiaciones sólo procederán cuando sean de interés público. Con la nueva norma, el Gobierno otorga más garantías a los inversionistas extranjeros que quieran llegar al país. Un analista considera “ambiguo” este punto.

Lidia Mamani / Página Siete.- El proyecto de Ley de Promoción de Inversiones pone freno a la nacionalización de las inversiones que lleguen al país al amparo de la nueva norma.
Los empresarios privados de Santa Cruz destacan la medida, aunque consideran que el proyecto debe ser debatido con este sector.

“El Estado reconoce, respeta y protege la iniciativa empresarial, otorgándole seguridad jurídica y promoviendo su desarrollo para fortalecer la independencia y soberanía económica del país. En este marco, las inversiones que se realicen bajo las regulaciones de la presente ley no serán nacionalizadas”, dispone el artículo 27 del proyecto de ley al que tuvo acceso Página Siete.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub, opinó que la inclusión de este artículo genera certidumbre en el sector privado, pero considera que en general todos los capitales deberían estar garantizados.

“Sería importante discutir, socializar y debatir este proyecto en las regiones con los actores involucrados, porque es importante el aporte que puede hacer cada uno de ellos. Sobre el artículo de las nacionalizaciones se da cierta certidumbre en la actividad empresarial, pero todas las inversiones deberían estar garantizadas en el marco de la propiedad privada”, comentó.

En el mismo artículo (27) del proyecto, sin embargo, se precisa que “únicamente procederá la nacionalización por razones de interés público o cuando se comprometa la soberanía nacional”. Y para estos casos dispone que el Estado reconocerá un pago “justo y oportuno” por la inversión directa realizada.

La compensación será establecida tomando en cuenta “los estados financieros auditados con corte a la fecha de la nacionalización, debidamente presentados ante la administración tributaria”, precisa el proyecto.

Además, este balance deberá ser elaborado por una firma de auditoría externa, pero subraya que el pago justo “descontará” pasivos, tanto exigibles como contingentes, referidos a temas financieros, tributarios, laborales, comerciales, sociales, así como tasas regulatorias y pasivos ambientales.

El analista y exministro de Desarrollo Económico Horst Grebe opinó que la norma es ambigua, porque por un lado garantiza que no habrá nuevas expropiaciones, pero que da un margen para que eso suceda si es por interés público y soberanía.

“Deberíamos preguntarnos qué será considerado de interés público y nacional, eso es un concepto bastante elástico en estos tiempos. Las leyes pueden ser bastantes buenas, pero preocupa su administración”, dijo.

La inversión extranjera a septiembre de 2013 llegó a 1.366 millones de dólares (ver gráfica).
Lo que dice la ley

Reconocimiento En el caso de que una empresa privada sea nacionalizada, el pago se “realizará en el país en moneda nacional, garantizándose su libre convertibilidad y transferencia al extranjero”, dispone el inciso C del artículo 27 del proyecto de ley de inversiones.

Plazo Las partes (privada y Estado), en seis meses a partir de la publicación de la norma que disponga la nacionalización, deberán acordar el “pago justo” por la inversión directa efectivamente realizada. Agotado el plazo sin que se hubiese arribado a un acuerdo, la solución de la controversia se sujetará a la vía arbitral conforme a la Ley de Conciliación y Arbitraje que incluirá regulaciones específicas para la resolución de controversias en materia de inversiones.

Sugieren que haya incentivos tributarios para atraer capitales

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) sugirió al Gobierno que la nueva Ley de Promoción de Inversiones incluya incentivos tributarios y se impulse una nueva norma de arbitraje.

“Para atraer una inversión, seguro que el inversor extranjero va a pedir qué tipo de concesiones tributarias tiene para el inicio de una inversión. Va a querer saber, en el caso de alguna controversia, quién va a resolver la misma”, opinó el presidente de la CEPB, Daniel Sánchez.

“Por ello, es necesaria (la aprobación de) esa ley de arbitraje que también el Gobierno dijo que iba a sacar el año pasado y, lógicamente, el Código Tributario que va a contener, seguramente, algunos capítulos que van a ir a la nueva inversión”, expresó el ejecutivo.

Hasta el momento, la norma de inversiones está en la Cámara de Diputados, que derivará su tratamiento a una comisión para que la evalúe. Luego de ser aprobada por los legisladores irá a la Cámara de Senadores.

“Hay observaciones que (el proyecto) va a recibir de todos los sectores. No es una ley que esté totalmente consensuada; pero habrá que ver qué se puede arreglar de la misma porque es el Gobierno el que tiene que salir a recoger las inversiones de afuera”, agregó Sánchez.

Esta norma incluye la protección de las inversiones extranjeras. “No somos los privados quienes vamos a atraer más inversiones, es el clima de negocios que muestra el Gobierno hacia afuera, es el clima de negocios interno el que debe resolverse, es el Código Tributario y otras normas que van a influir en esa ley de inversiones”, subrayó el representante de los empresarios.

Carlos mesaCarlos Mesa

Pasada la fiebre de la revancha histórica, el Gobierno pareció haber entendido que un país mayoritariamente urbano como Bolivia (70% del total de la población) no puede ser convocado y sentirse parte de un discurso en el que haya sólo dos ejes: la afirmación de las identidades indígenas y el énfasis andinocéntrico del discurso.

Pero, no sólo pareció. Hay una intención obsesiva en los protagonistas de este proceso político de demoler el pasado republicano, al que con una ligereza notable han caracterizado como “neoliberal”.

El caballo de batalla para llevar adelante esa estrategia es la “descolonización”. En su estadio más básico el término se asocia con la negación de todo el periodo colonial (1535-1809).

El gobernador de La Paz ha propuesto cambiar el escudo del departamento, que no es otra cosa que el escudo de la ciudad de La Paz, adaptado como símbolo departamental, como ocurre con varios departamentos.

No le gusta el yelmo español en su cúspide. Toda la heráldica republicana (escudos y banderas) tiene un origen europeo-”colonial”. Los símbolos de las parcialidades indígenas no estaban basados en banderas ni escudos, sus referencias de identidad eran de otra naturaleza: cintas, la mascaipacha incaica, tejidos, etcétera.

En consecuencia, si quieren descolonizar los símbolos deben eliminar la heráldica como idea básica de identificación. Pero si la aceptamos, analicemos algunos casos.

El escudo de Chuquisaca tiene la corona real, castillos, leones y el símbolo de la cruz de los reyes católicos. Su bandera no es otra que la que usaban los tercios españoles, es decir la bandera de los conquistadores españoles que derrotaron al imperio incaico.

El escudo de Potosí es sin duda el mayor símbolo colonial que haya quedado en Bolivia, el escudo imperial que Carlos I de España (V de Alemania) le otorgó a la villa, dándole el privilegio de ser denominada como Villa Imperial de Carlos V, nominación de la que la mayoría de los potosinos se sienten profundamente orgullosos.

Un detalle muy interesante, sin embargo, es que el escudo muestra descabezada al águila bicéfala de los Austrias. No es gratuito, ésa es la diferencia entre el escudo colonial y el republicano. La independencia le cortó la cabeza al imperio.

El escudo de Santa Cruz tiene la corona real, el castillo y el león, todos de la heráldica europea y tres cruces cristianas a falta de una.

El escudo de Tarija hace palidecer al de La Paz, no tiene un yelmo (casco medieval que en realidad los conquistadores no usaron en América), sino un morrión característico de los ejércitos españoles del siglo XVI y una armadura de origen colonial. Podría suponerse que es una armadura de los ejércitos libertadores, pero el morrión es inequívocamente hispánico, penacho incluido.

¿No fue acaso la creación de ciudades uno de los aportes positivos mayores del periodo colonial? ¿No es a base de ese entramado urbano de origen hispánico (incluso en su trazado y organización cuando se superpuso a alguna población indígena preexistente) que se desarrolló la sociedad americana y boliviana, generando un nuevo estilo de vida urbano?

¿Por qué, si esto es así, debiéramos negar o cambiar los escudos que crearon quienes fundaron esos espacios, cuya legitimidad histórica está en los millones de habitantes que los poblamos?

Algunos departamentos tienen nombres hispánicos y otros tienen nombres indígenas, tan válidos los unos como los otros. Bolivia nació a la vida independiente con cinco departamentos que eran entidades jurídico-políticas creadas en la Audiencia de Charcas.

El 26 de enero de 1826, Sucre llamó departamentos, idénticos en su delimitación geográfica, a los partidos de la Audiencia: Chuquisaca, Potosí, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. ¿Qué hacemos?, ¿recuperamos los linderos prehispánicos?

La organización del Estado, su estructuración política y jurisdiccional es de origen francés. Eurocentrismo puro, tanto como los pilares liberales de nuestro derecho constitucional que permanecen en la CPE de 2009.

Si es verdad que éste es un Estado Plurinacional, debemos reivindicar con el mismo derecho que se reivindican símbolos, tradiciones, lenguas, costumbres y cosmovisiones indígenas, aquellos que tienen un origen hispánico, europeo o universal.

Tan legítima es la cruz andina como la cruz cristiana, tan legítimo es un tejido Potolo como el escudo de la ciudad de La Paz, tan legítimo es hablar castellano como hablar guaraní.

No nos engañemos. Estos pedidos aparentemente “menores” de extirpar símbolos se parecen mucho a los intentos de “extirpar idolatrías” de los dominicos y mercedarios en los siglos XVI y XVII. El objetivo inquisitorial en ambos casos es borrar el pasado.

Reivindico nuestro derecho de sentirnos herederos del conjunto. ¿Somos o no somos un Estado Plurinacional en el que cabemos todos?

Carlos Mesa es expresidente de Bolivia.

El ministerio de Economía y Finanzas Públicas del Estado Plurinacional de Bolivia, a través de su cuenta oficial de Twitter anunció que el ministro de Economía, Luis Arce Catacora,  posesionará – a las 11:00 a.m., hora boliviana -  a Hugo Rodríguez Rojas como nuevo presidente del Banco Central en reemplazo de Marcelo Zabalaga Estrada.

Marcelo Zabalaga Estrada tomo las riendas del Banco Central de Bolivia en noviembre de 2010.

Hugo Rodríguez Rojas en 2009 fue posesionado, mediante resolución suprema N0. 1267, presidente del directorio de la empresa boliviana de almendra y derivados, EBA.