Martes, 16 septiembre , 2014
Tags Posts tagged with "El Capital"

El Capital

(Jorge Paucar Albino, La Mula).-“Ha llegado el momento de contar, sin falsos pretextos, en forma moderna, su increíble destino y su extraordinaria trayectoria intelectual y política. De comprender cómo pudo redactar, cuando tenía menos de 30 años, el texto político más leído de toda la historia de la humanidad”, escribía el economista francés Jacques Attali en la Introducción a su libro Karl Marx o el espíritu del mundo.

Ahora, El Capital es llevado al manga en tres volúmenes, como la obra original, explicando el pensamiento de Marx a través de la vida de un artesano quesero que inicia un proceso de industrialización de la mano de un capitalista. En 400 páginas, se desarrollan conceptos como plusvalía, fetichismo del dinero, la compra y venta de la fuerza del trabajo, los mecanismos de funcionamiento de los bancos,la recesión económica, etc.

769b4f47-2887-416b-b971-e9cfc79523ba

Como se afirma en la nota de prensa de los autores de este manga: “El capital es trabajo muerto que sólo se reanima, a la manera de un vampiro, al chupar trabajo vivo, y que vive tanto más cuanto más trabajo vivo chupa”.

Esta versión manga invita a “seguir a los propietarios del dinero y de la fuerza de trabajo al lugar oculto de la producción [donde] descubriremos el secreto de la obtención de beneficios”. Hasta el momento, esta versión manga de El Capital ya ha vendido más de 120,000 ejemplares en el Japón.

Karl Marx (1818-1883), filósofo, científico social, historiador y revolucionario, es sin lugar a dudas uno de los pensadores más influyentes de los dos últimos siglos. Su desarrollo del materialismo dialéctico alumbró el nacimiento del socialismo y el comunismo modernos.

OTROS MANGAS FILOSÓFICOS

En el 2011, Herder Editorial lanzó su primer manga filosófico con Así habló Zaratustra de Friedrich Nietzsche. Además, publicó La Divina Comedia de Dante,El Príncipe de Maquiavelo, El arte de la guerra de Tsun Tzu y El Contrato Social de Rousseau.

c4040496-4915-4ea0-a716-0e309a842ff9
Link: LaMula

bolsa bolivian de valores. foto> alinvest4can.org
bolsa bolivian de valores. foto> alinvest4can.org

Cambio.- El gerente general de la Bolsa Boliviana de Valores (BBV), Javier Aneiva, informó el martes que esa entidad negoció más de 9.000 millones de dólares durante 2013, lo que significa 18% más de lo registrado en el período 2012.

“El año pasado se han negociado más de 9.000 millones de dólares, éste es un incremento del 18% respecto del año anterior”,  informó Aneiva a ABI.

Según su juicio, el crecimiento de los negocios en la BBV se debe a la estabilidad económica del país en los últimos siete años.

“Hay una cantidad importante de dinero en la economía y genera una dinámica importante en la bolsa”, apuntó.

Según Aneiva, el mercado de valores en Bolivia se mueve a través de bonos que emiten las entidades públicas o privadas y se negocian a través de títulos que generan ingresos e incrementan el capital de esas inversiones para aumentar su capacidad de producción.

Algunas características de la sociedad moderna, desde las crisis económicas hasta la fiebre por comprar nuevos ‘gadgets’, demuestran que el padre de la teoría marxista tenía razón.

RT.- La revista ‘Rolling Stone’ reunió cinco características sistémicas del capitalismo contemporáneo presagiadas por las teorías marxistas hace 150 años.

1. La Gran Recesión (‘La naturaleza caótica del capitalismo’)

A diferencia del socialismo, en el que el Estado puede controlar todas las etapas de producción y distribución, el libre mercado, según el materialismo histórico, es un sistema espontáneo y caótico, siempre propenso a las crisis y depresiones económicas.

Efectivamente, este patrón previsto por el marxismo ya se perfiló en la Gran Depresión de 1929 y se presentó de nuevo en 2008 con el colapso del mercado inmobiliario en EE.UU. y el inicio de la nueva crisis económica mundial, provocada por el uso de instrumentos financieros que Karl Marx llamaba ‘capital ficticio’, como las acciones y las permutas de incumplimiento crediticio, que actualmente amenaza con una nueva recesión global.

2. iPhone 5s (‘Apetitos imaginarios’)

Hace más de cien años, Marx advirtió que la creación de falsas necesidades era una tendencia inherente al capitalismo orientada al aumento de la producción; en este sistema el consumidor desea productos de poca utilidad pero de alto coste y acaba convirtiéndose “en esclavo de caprichos inhumanos, refinados, antinaturales e imaginarios”.

Un ejemplo de esta teoría podría ser la sociedad occidental, que actualmente disfruta de un increíble nivel de lujo y, sin embargo, busca nuevas distracciones y siente un ansia constante por comprar más y más cosas, como iPhones de última generación, incluso cuando no existe ninguna necesidad de hacerlo porque ya se tiene un ‘gadget’ parecido que funciona perfectamente.

3. Globalización del capitalismo

Según la teoría marxista, la naturaleza expansionista del capitalismo le obliga a propagarse por todo el planeta en su incesante búsqueda de nuevos mercados, recursos naturales y mano de obra barata. Ya en 1848 Karl Marx describió las principales características de la moderna globalización económica agresiva encabezada y controlada por organismos supranacionales como el FMI, que “debe anidar en todas partes, establecerse en todas partes, establecer conexiones en todas partes” para prolongar su existencia.

4. Monopolios

A diferencia de la teoría económica que postulaba la autorregulación del mercado, Marx alegaba que el poder económico y financiero se concentraría en grandes corporaciones que absorberían o expulsarían a los pequeños productores independientes, tomando el control del mercado mundial. La hipótesis indicada es más que válida para describir la sociedad actual, en la que gigantes monopolísticos regulan todas las áreas económicas, desde la bancaria hasta la de la alta tecnología.

5. Salarios bajos, ganancias enormes (‘El ejército industrial de reserva’)

De acuerdo con el análisis marxista del capitalismo, los empresarios podrán mantener bajos los salarios gracias al “ejército industrial de reserva”, es decir, la gran cantidad de desempleados permanentes. Eso será todavía más factible durante las fases de recesión, cuando aumenta el número de desempleados, sin que ello influya significativamente en los inmensos beneficios de las grandes empresas, ya que los trabajadores, que temen perder sus puestos, se conforman con salarios bajos y soportan duras condiciones de trabajo.