Jueves, 18 septiembre , 2014
Tags Posts tagged with "comercio informal"

comercio informal

david oliva

Opinión Universitaria

david olivaDavid Oliva

Comencemos con un panorama social: Un universitario está en su casa, tiene poca plata pero mucho hambre, sale de la casa y ve que en la esquina hay un puesto de comida, y solo se pregunta ¿Por qué no?

No es muy complicado entender porque el comercio informal es tan rentable, la gente quiere comer con poca inversión monetaria y de forma rápida, o la gente quiere adquirir diversos productos baratos siempre y cuando estos cumplan su función.

Cuando hay clientes satisfechos  se supone que eso es lo que importa, a fin de cuentas el comercio está cumpliendo con su fin, sin embargo no todo es tan fácil, el comercio al igual que cualquier otra actividad debe ser regulada, solo de esta manera se protege tanto al vendedor como al comprador y de igual manera al Estado.

Comerciante informal: para lograr abrir una empresa legalmente establecida se deben seguir ciertos pasos en Fundempresa: control de homonimia y registro comercial, en Impuestos nacionales: número de identificación tributaria, en la alcaldía se deben tramitar diversas licencias ya sean de funcionamiento, publicidad, etc.

Cada trámite tiene un costo, que va en contrariedad de la intención de ganar plata para un comerciante, entonces para este conseguir levantar un negocio rentable sin invertir tanta plata y así lograr ver ganancias, opta por el camino fácil, vender sin las licencias y registros necesarios.

Comprador, Consumidor: volvemos al ejemplo del principio pero esta vez le agregamos algunas complicaciones, el universitario que con la intención de comprar algo barato ingirió alimentos de un puesto de comida informal, a las pocas semanas se enferma gravemente de triquina por lo que debe ser tratado pagando una considerable cantidad de dinero.

Se quiere quejar pero aquel puesto de comida ya no se encuentra ahí, y bueno pues era un tanto obvio que aquel puesto de comida podría generar alguna complicación en la salud puesto que no contaba con su chequeo de salubridad.

Del mismo modo podemos poner ejemplos en cuanto a la compra de artículos varios, todos sabemos que existe un mercado chino, todos tenemos relativamente una idea de dónde encontrarlo, pero al momento en el que compramos un producto, obviando la procedencia de si es robado o no, y este mismo producto no funciona o tiene alguna falla, no tenemos como reclamar, no tenemos como defendernos, porque todos socialmente aceptamos que ese mercado es una suerte con blanca, y por temas sociales hemos dejado de lado al derecho, olvidando que el derecho es lo único que nos puede proteger como consumidores.

El Estado: Y bueno, el Estado también es afectado por el comercio informal, pues al no existir de manera reglada estos puestos de comercio, no emiten tributos, y la falta de estos genera un malestar general para la distribución de recursos.

En mi opinión:

Las normas muchas veces traen la burocracia, y mantener una actividad tiene su precio, pero no podemos renunciar al derecho, solo para hacer las cosas mas fáciles, pues solo cuando algo esta jurídicamente regulado tenemos seguridad, protección y una ganancia mutua.

Seguridad – protección: Cuando algo está legalmente constituido no tenemos miedo, pues sabemos que tiene calidad, que es seguro para nuestra salud y que ganaremos en vez de perder. Tenemos la seguridad de que si nació a la vida comercial es porque autoridades le dieron el visto bueno.

Ganancia mutua: cuando hablaba del Estado, me refería a la ganancia mutua, pues un vendedor no vende solo para el ganar sino para que todos ganemos mediante los impuestos, no estamos aislados, no estamos puestos al azar, la moneda que circula debe llegar también al Estado quien se encarga de distribuirla a todos, sin necesidad de hablar de un concepto socialista, sino de tener empresas privadas que contribuyan al desarrollo del Estado.

David Oliva es Estudiante de Derecho en la Universidad Mayor de San Simón