Miércoles, 20 agosto , 2014
Tags Posts tagged with "aranceles"

aranceles

(Edwin Miranda y Dico Solís/ Opinión).- La ingeniería comercial que alista Bolivia para la cumbre del G77+China -que se realizará entre el 14 y 15 de junio próximos en la ciudad de Santa Cruz- buscará reducir las barreras arancelarias que aún existen entre los países que conforman el bloque económico, reveló a este medio el embajador adjunto ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Reymi Ferreira.

De hecho “existe consenso entre los países que asistirán de aprobar la propuesta”, anticipó el vocero oficial de la organización del evento mundial.

La decisión del Gobierno de emplazar una estrategia que permita al Estado ahuyentar obstáculos comerciales que impiden “vender más a quienes lo necesitan” tiene como fin “abrir otros canales alternativos para exportar alimentos de alto valor nutritivo a países del África y Asia”, comentó a su vez el viceministro de Comercio Interno y Exportaciones, Luis Baudoin.

Las barreras arancelarias son los impuestos (aranceles) que deben pagar los importadores y exportadores a las aduanas de un país por la entrada o salida de las mercancías.

En este sentido, una barrera arancelaria tiene como fin impedir la importación de ciertas mercancías, ya sea para equilibrar la balanza comercial del país, para proteger la producción nacional o para incrementar el intercambio entre un grupo de países.

Estos impuestos a pesar de la globalización y el libre comercio, son una práctica muy acentuada en muchos Estados, entre ellos, los que forman parte del G77+China, entre ellos Bolivia.

Frente a esta realidad, que impide el comercio internacional, pero sobre todo restringe las posibilidades que tienen los países en desarrollo, como el nuestro, las barreras arancelarias, junto con las barreras no arancelarias, impiden la promoción del libre comercio; y en cierta forma, favorecen a las grandes multinacionales que ya controlan gran parte del comercio mundial, en la medida que precisamente, este tipo de barreras son interpuestas por las grandes potencias económicas de donde son originarias las multinacionales, protegiéndolas de la competencia emergente de los países en desarrollo.

POLÍTICA INTEGRAL

Según Ferreira, lo que hará Bolivia en la Cumbre, será promover en consenso, una política “integral” que permita a los estados que forman parte del bloque, vender y comprar, en condiciones favorables.

En consonancia con está línea de trabajo, que anticipó el embajador adjunto ante la ONU, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó, la semana pasada que el G77+China “debería constituirse en un espacio de relaciones más equilibradas, menos jerárquicas, entre los países miembros”.

Para Linera además, las decisiones, propuestas o iniciativas, que asuman en el bloque los países miembros, respecto al comercio mundial; pero también frente a las posiciones de los otros países llamados en desarrollo, básicamente EEUU, Canadá, Europa y parte de los países del este europeo y Australia, el G77 debería mostrar “otra forma de globalización comercial”.

El bloque de los países del G77 de antemano inició la reducción de las barreras arancelarias, pero las medidas comerciales, deberían profundizarse más, señaló Ferreira.

Para que la propuesta alcance los objetivos, Bolivia comenzó, hace semanas, un trabajo sostenido.

ROMPER LA MENTIRA

Para el Vicepresidente, el libre mercado no es otra cosa que una “sonajera” un “invento para ingenuos” porque en los hechos lo que hay es un “mercado dirigido para países que protegen sus productos, países que protegen ciertas industrias, pero que obligan a los países más débiles a que abran sus fronteras para inundarles de todo”.

Lo que tiene que hacer el G77 para transformar esta realidad es crear capacidades más competitivas lo que permitirá a los países en desarrollo, capturar cualidades reales de influencia en el mercado internacional.

Solo así, dice Linera, Bolivia y otros países que forman el bloque del G77, podrán romper las barreras arancelarias y acceder al comercio internacional, tanto en Europa como Norteamérica.

Ferreira señala que la inclusión en la agenda de siete puntos de la Cumbre de eliminar, paulatinamente, las barreras arancelarias, es un paso estratégico que busca posesionar a Bolivia como un potencial proveedor, particularmente, de bienes de consumo masivo.

Por ahora, sin embargo, se mantiene en reserva el porcentaje en que Bolivia espera reducir el impuesto comercial, aunque se anticipó que podría estar en el orden del 20 por ciento conoció este medio.

El comercio 

Sur-Sur creció en forma sostenida durante la última década hasta convertirse en una dimensión importante del comercio internacional. Ese crecimiento fue rápido y tendió a cubrir una gama de productos más amplia en comparación con el comercio Sur-Norte.

La caída 

El comercio mundial cayó en 2009, a raíz de la recesión mundial y afectó negativamente al comercio Sur-Sur, pero gracias a su dinamismo y a que el comercio de las economías emergentes se recuperó más rápido que aquel de los países desarrollados, los flujos comerciales en el Sur se recuperaron vigorosamente.

Los países 

Tradicionalmente los países desarrollados fueron los principales mercados para las exportaciones del Sur, tienen ahora perspectivas de crecimiento más bajas, lo que debilita su demanda de esas exportaciones. El comercio Sur-Sur tiene que nutrirse y ampliarse como una fuente de demanda y dique ante nuevas crisis mundiales.

Acuerdos para abrir mercado

Junto con el dinamismo del comercio Sur-Sur hubo un aumento sustancial del número de acuerdos comerciales regionales entre países en desarrollo, así como una ampliación y profundización de la cooperación entre ellos, dijo el viceministro de Comercio Exterior y Exportaciones, Luis Baudoin.

Para la autoridad, esos avances contribuyeron a reducir los obstáculos comerciales y otras barreras al comercio Sur-Sur.

Algunos acuerdos regionales de integración económica como el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), el Mercado Común para África Oriental y Meridional (COMESA), la Asociación del Asia Meridional para la Cooperación Regional (SAARC) y la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) consolidaron sus acuerdos de libre comercio y unión aduanera; otras, como la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC), ampliaron su cooperación en el comercio de servicios, precisó la autoridad.

A su turno la Unión Económica y Monetaria del África Occidental (UEMOA), adoptaron una política de competencia común, informó a este medio la autoridad exportadora.

El 60 por ciento del comercio internacional se encuentra bajo dominio absoluto de los países emergentes

Llega al menos al 60 por ciento el dominio comercial que hoy tiene en el mundo el bloque económico del G77+China, señaló el vicepresidente Álvaro García Linera.

“Si solamente sumáramos la economía latinoamericana con la africana y asiática en cuanto a su papel en la producción mundial, ésta fácilmente bordea el 60 por ciento y la tendencia es a seguir ascendiendo”, declaró el Jefe de Estado.

Con un horizonte promisorio, Linera considera que el bloque “está llamado a modificar la geopolítica y geoeconomía del planeta en el Siglo XXI”.

INFLUENCIA

En 1995, el comercio de mercancías Sur-Sur representó más del 10 por ciento del comercio mundial (importaciones) y en 2008 esa participación ascendió a casi el 20 por ciento , cifrándose en 3.1 billones de dólares, refieren datos recabados en el Viceministerio de Comercio Interior y Exportaciones.

Más del 70 por ciento del comercio Sur-Sur corresponde al comercio intrasiático, alrededor del 6 por ciento al comercio entre países de América Latina y el Caribe y el 2 por ciento al comercio interafricano, señala el informe.

Los datos oficiales indican también que los principales actores del comercio Sur-Sur -en particular, del comercio intrarregional- son Arabia Saudita, Brasil, China, India y Singapur.

De todos, China registra la participación más alta, apróximadamente 40 por ciento , dice el informe.

“Esto demuestra que existe un enorme potencial para expandir el comercio Sur-Sur, principalmente en África, América Latina y el Caribe, así como el comercio interregional a un grupo de países en desarrollo más numeroso”, concluyó el vicepresidente Linera y lo respaldó el viceministro de Comercio Interior y Exportaciones, Luis Baudoin.

Es más, la autoridad invitó a los empresarios del país a mirar la cumbre del G77+China como una oportunidad para crear “comercio de verdad”.

El G77 aprueba decisiones irrelevantes y discursivas

El denominado G77+China, que nació en 1964, que hoy cobija a 133 países, surgió en una época en que la planificación económica nacional parecía una alternativa de organización económica superior a la economía de mercado, al capitalismo, razón que  impulsó a pensadores socialistas que esto mismo se podía trasladar al mundo.

Su propósito era imponer un “nuevo orden económico mundial” que sustituyese al que se imponía, la globalización económica a través de la liberalización de los mercados nacionales.

Desde entonces, la característica generalizada ha sido la continua reducción de las barreras arancelarias en todo el mundo, no como consecuencia de las decisiones del G77, que son irrelevantes y discursivas, sino como producto del desarrollo del capitalismo.

Durante todo este último tiempo lo que se logró es que los países desarrollados levantasen barreras arancelarias en favor de los países menos desarrollados, lo que va en concordancia con la liberación de los mercados nacionales.

Lo que el G77 utópicamente busca es sustituir a las fuerzas y leyes competitivas del mercado en las relaciones económicas mundiales, como los socialistas han intentado muchas veces hacerlo, en sus países, sin conseguirlo, y, por supuesto, no lo lograrán, porque es un intento retrógrado de querer mantener a la economía bajo la tutela de la política, de la cual lentamente se va autonomizando.

Mientras tanto en Bolivia se llevará a cabo una reunión del G77+China con temas repetitivos y archiconocidos, en la línea ideológica de “Las Venas Abiertas de América Latina”, cuyo autor, a su vejez, no recomienda su lectura, en Europa recomienza el  proceso del orden económico mundial libre donde la política tiene un papel decisivo.

Link: Opinión 

ministra, teresa morales
Teresa Morales, ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

ANF/EB.- La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, aclaró y desmintió la información publicada ayer por el periódico La Razón, el cual hace referencia señalando que el Gobierno modificará las tasas arancelarías para la importación de ropa y pedirá a la Organización Mundial de Comercio (OMC) subirlas hasta un 400 por ciento.

La ministra de Estado indicó que este hecho puede dañar las relaciones comerciales con los demás países, por una supuesta e inexistente medida de elevación de los aranceles en Bolivia sobre los productos textiles.

“Estamos aquí, el viceministro (de Exportaciones), Luis Baudoin, y yo para hacer una aclaración respecto a un titular que aparece en La Razón (…). Lo primero que queremos decir es que esta afirmación no refleja ninguna decisión que se haya tomado en el Gobierno, es una afirmación falsa y que estamos emitiendo una aclaración a la opinión pública”, afirmó Morales.

El viceministro de Exportaciones esclareció que en la entrevista que dio a la periodista de La Razón, explicó que en protección y defensa del consumidor los estados utilizan diferentes instrumentos, entre ellos el etiquetado de productos de acuerdo a normas técnicas y que en Bolivia se estaba estudiando un reglamento respecto a este etiquetado.

“Esta medida (el etiquetado) podrá ser aplicada a diferentes sectores gradualmente y se explicó que se estudian medidas similares para la producción de tomate, papa y cebolla”, manifestó.

La Razón citó textualmente la siguiente declaración de viceministro Baudoin: “En el neoliberalismo teníamos un arancel plano del 10%. Todo se pagaba  con ese porcentaje del 10% y prácticamente no se pagaba arancel. Ahora tenemos el 40%, pero tenemos que abrir un arancel selectivo (…). Lo que planteamos a la OMC es un arancel del 400% para algunos productos”

EL VICEMINISTRO DE COMERCIO INTERNO Y EXPORTACIONES, LUIS BAUDOIN. Foto: EL DIARIO
EL VICEMINISTRO DE COMERCIO INTERNO Y EXPORTACIONES, LUIS BAUDOIN. Foto: EL DIARIO
EL VICEMINISTRO DE COMERCIO INTERNO Y EXPORTACIONES, LUIS BAUDOIN. Foto: EL DIARIO
EL VICEMINISTRO DE COMERCIO INTERNO Y EXPORTACIONES, LUIS BAUDOIN. Foto: EL DIARIO

El Gobierno elevará las tasas arancelarias para la importación de ropa nueva, fármacos y productos vitivinícolas. Solicitará a la Organización Mundial de Comercio (OMC) subirlas hasta en 400% como una medida de protección a la industria. Una comisión gubernamental elabora un “reglamento de etiquetado”.

La información la hizo conocer ayer al diario La Razón el viceministro de Comercio Interno y Exportaciones, Luis Fernando Baudoin, quien ratificó que sí se hará la modificación arancelaria y que el país tiene la potestad de modificar los aranceles y “también de subirlos”.

La autoridad explicó que el “reglamento de etiquetado” podría ser aprobado a través de un decreto o una ley y entrará en vigencia en un mes aproximadamente, vale decir, hasta abril.

“En el neoliberalismo teníamos un arancel plano del 10%. Todo se pagaba  con ese porcentaje del 10% y prácticamente no se pagaba arancel. Ahora tenemos el 40%, pero tenemos que abrir un arancel selectivo (…). Lo que planteamos a la OMC es un arancel del 400% para algunos productos”, indicó.

Proceso. Un arancel es un impuesto que se debe pagar por concepto de importación o exportación de bienes.

El 27 de junio de 2012, el Ejecutivo promulgó el Decreto Supremo 1272 que dispone el aumento de los aranceles del 30% al 40% para las confecciones textiles con el fin de defender la industria nacional e incentivar el consumo de productos hechos en Bolivia.

“Las importaciones son las que invaden el mercado nacional. Las importaciones no tienen un mecanismo o una norma para que ingresen al país. En importaciones no tenemos control de calidad, no tenemos un precio país”, dijo el presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Víctor Ramírez.

Baudoin explicó que actualmente la norma de etiquetado de prendas nuevas tendrá por objetivo regular la calidad de los textiles que ingresen al país. Para ello, todas las prendas de vestir deben llevar un rótulo en el que se identifique claramente los componentes que tiene el producto importado.

“Estamos elaborando la norma en conjunto con todas las instituciones para que los textiles que se importen tengan un etiquetado específico que signifique como norma de protección al consumidor en cuanto a información de qué está comprando”, manifestó.

Indicó que este tipo de medidas se deben a la “inundación” de productos que ingresan al país de manera ilegal como legal a precios muy bajos. “Hay productos que se producen a muy bajo precio y que son de mala calidad. Esos productos contienen defectos o sustancias que dañan a la salud humana”.

La medida fue solicitada por fabriles e industriales

El 1 de octubre de 2013, el Gobierno, los industriales y los fabriles se reunieron para trabajar en la elaboración de medidas paraarancelarias que protejan a la industria nacional del ingreso de productos extranjeros. La medida era en reciprocidad a las barreras que imponen los países vecinos a los productos de origen boliviano.

En esa oportunidad, el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Mario Yaffar, dijo que en la reunión sostenida en el Viceministerio de Comercio Interno y Exportaciones se habló de las barreras paraarancelarias que aplican los gobiernos de los países vecinos cuando un producto boliviano ingresa a esos mercados.

“Cuando un producto (boliviano) quiere estar en las cadenas de supermercados en países vecinos es muy difícil. Entonces, estamos trabajando de manera conjunta en desarrollar medidas paraarancelarias que protejan la industria nacional para todos los sectores”.

Reglamentación alcanzará a vinos y fármacos

El viceministro de Comercio Interno y Exportaciones, Luis Fernando Baudoin, informó que el siguiente paso  para proteger a la industria nacional será el de elevar los aranceles a la importación de fármacos y productos vitivinícolas.

“Vamos a avanzar por sector, pero lo más probable es que esa misma normativa la extendamos al sector farmacéutico y vitivinícola para saber mediante sus etiquetas cuál es el producto exacto del contenido de los productos”, manifestó.

Indicó que los importadores de este tipo de productos deberán cumplir con normativas que también se exigen para la comercialización de productos bolivianos en el exterior. “En el caso de productos farmacéuticos, cuando nosotros queremos exportarlos nos obligan a tener un laboratorio en su ciudad capital. Entonces, ese laboratorio tiene que pagarlo la industria para certificar que cada remedio que llegue a ese país reúne la calidad demandada”.

Baudoin dijo que con las exigencias de estos países, los medicamentos que son exportados deben subir de precio y no pueden ser comercializados a costos competitivos, dejando en desventaja a la industria farmacéutica boliviana. El viceministro explicó que en el caso de la importación de vinos también se procederá de la misma manera. “Las etiquetas de cada producto deberán especificar qué tipo de producto se está trayendo al país y que (los importadores) certifiquen que no es dañino para la salud humana”. Añadió que a los productores nacionales se les exige normas de calidad y de advertencia como los anuncios que dicen: “El alcohol es dañino para la salud”.

“Los productos importados no tienen ese tipo de información que la normativa boliviana exige y eso no es correcto”, lamentó.

Link: La Razón

La Razón.- La internación de vehículos a diésel y gasolina con una antigüedad mayor a cinco años tendrá una carga tributaria de hasta el 50% por concepto del Impuesto a los Consumos Específicos (ICE), según lo establece el Decreto 1889.

La Razón informó el viernes que la norma, publicada el 5 de febrero en la Gaceta Oficial, “Modifica el cuadro del Parágrafo II del Artículo 43 del Reglamento para la Importación de Vehículos Automotores, Aplicación del Arrepentimiento Eficaz y la Política de Incentivos y Desincentivos” mediante la aplicación del ICE, aprobado por Decreto 28963, de 6 de diciembre de 2006.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, indicó el jueves que los autos “transformados a GNV (Gas Natural Vehicular)” y que fueron internados al país tendrán un arancel de 0 a 15% y que los motorizados que fueron fabricados originalmente a GNV estarán libres del arancel.

En el caso de los coches que funcionen a gasolina o diésel, y que tengan entre uno y cinco años de antigüedad, “tendrán una mayor carga de impuestos”, afirmó. De acuerdo con el Decreto Supremo 1889, los rangos del ICE, tanto para los vehículos cero kilómetros como para los coches antiguos va del 0 hasta el 50%.

Es el caso de los vehículos de 16 a 18 personas, que si bien se mantienen los aranceles de 50% (diésel), comparados con el ICE de la Ley 3467 de 2006, se reducen los años de antigüedad para los motorizados (ver infografía).

La alícuota del ICE para la importación de vehículos de transporte como de tractores para semirremolques que sean a diésel o gasolina será del 15%. Para los vehículos de transporte nuevos y con capacidad para 16 personas, que funcionan a diésel o gasolina, se fija el tributo en 20%; y llega al 50% cuando el auto tiene más de cinco años de uso. Los autos de transporte de hasta 18 pasajeros pagarán los mismos porcentajes.

Los vehículos convertidos a GNV y con capacidad máxima de hasta 18 personas tienen fijado el impuesto entre el 10% para los nuevos y 25% para los que tengan una antigüedad de cinco años.

El 20 de noviembre de 2013,  La Razón informó que la propuesta de modificación de los límites máximos y mínimos del ICE, incluido en el proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado (PGE) 2014, apunta a que la alícuota por la internación de vehículos antiguos sea mayor respecto a la de motorizados nuevos que se importan al país.

Conamype revela que tendrá ‘auxilio’ para segundo bono
Imagen referencial. El Deber

(ABI).- El presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeños Empresarios (Conamype), Víctor Ramírez, informó el lunes que ese sector planteará una modificación en el pago de tributos de 13 a 5%.

En el marco del Encuentro Nacional de las Conamypes, que se realizó en un céntrico hotel de La Paz, informó que una de las propuestas del sector para la Agenda 2025, es ‘modificar el pago del sistema tributario del 13 a 5 por ciento, para incentivar la producción boliviana y para que las micro empresas pasen al régimen simplificado’.

Agregó que entre las otras propuestas está un pedido para  que el Gobierno incentive a ese sector con una mayor inversión con el objetivo de incentivar  una capacitación en el exterior; donde puedan abrir mercados productivos y centros de innovación tecnológica junto al sector público y universidades.

Además, informó que solicitarán el ‘cambio de la matriz productiva’, para no permitir la comercialización de ropa usada y para impedir el contrabando, aspecto que vigorizarán a la micro y pequeña empresa.

‘Estos serán los ejes temáticos que vamos a plantear al Gobierno para la Agenda, para el bienestar del sector y la economía del país’, agregó.

Unión Europea

EFE.- El pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer las modificaciones propuestas por la Comisión Europea al Sistema de Preferencias Generalizadas (SGP), que permite a los productos de varios países, algunos de ellos latinoamericanos como Bolivia, beneficiarse de un régimen más favorable para el comercio.

Los eurodiputados respaldaron por 460 votos a favor, 136 en contra y 18 abstenciones un informe que abogaba por no plantear oposición al plan del Ejecutivo comunitario, que planteó en agosto que diez países (Armenia, Bolivia, Cabo Verde, Costa Rica, Ecuador, Georgia, Mongolia, Pakistán, Paraguay y Perú) se beneficiasen del mecanismo a partir del 1 de enero de 2014.

El objetivo de este sistema es mejorar el acceso de los países en desarrollo al mercado de la Unión Europea (UE), al conceder un trato preferencial a sus productos de exportación.

El planteamiento de la Comisión Europea (CE) había sido rechazado por Los Verdes al considerar que sería más apropiado realizar un informe individualizado de cada país, en lugar de tomar la decisión mediante un único acto delegado.

Según este grupo político, plantear el acceso de estos diez Estados al SPG como un bloque puede penalizar a algunos de los solicitantes.

(ABI).- El vicepresidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa de Bolivia (Conamype), Salustiano Acapi, pidió el jueves arancel cero en la importación de materia prima para fortalecer las actividades del este sector.

Conamype    ‘Mediante el ministerio del sector queremos que se traiga (la materia prima) con una arancel cero, para que con esto crezcan gradualmente los pequeños productores’, dijo.

conamype s
Según Acapi, los micro y los pequeños empresarios precisan anular la compra de materia prima de segundas y terceras personas, porque en el proceso se invierten más recursos económicos de los necesarios.

‘Un compañero compra por ejemplo la tela con 20 bolivianos el metro, pero si directamente nosotros traemos estaremos accediendo (al producto) a nueve bolivianos’, indicó.

El requerimiento principal del sector estaría dirigido a la provisión externa de telas para confeccionar pantalones jeans y poleras porque no se cuenta con proveedores nacionales.

Por otro lado, el dirigente mencionó que el anteproyecto de la Ley de la Micro y Pequeña Empresa, remitida la pasada semana a la Cámara de Diputados, plantea que se cree un fondo económico para que el sector cuenten con créditos de bajo interés.

Un banco cobra entre 18 a 21% de interés por cada préstamo y la normativa propuesta por la Conamype demanda que se aplique entre 6 y 9,75% como máximo, apuntó.

Finalmente, Acapi dijo que se tiene la esperanza de que el anteproyecto de Ley de la Micro y Pequeña Empresa sea aprobada hasta diciembre del presente año para su posterior promulgación por el presidente Evo Morales.

La Paz.- Desde hoy, los exportadores nacionales deberán pagar aranceles por vender sus productos a Estados Unidos, pero con la posibilidad de que estos pagos les sean devueltos una vez que se renueve el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP).

La información corresponde al presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Guillermo Pou Mont, quien detalló a La Razón que el Congreso de Estados Unidos deberá ser el que  amplíe ese beneficio para Bolivia y otros países.

“Las preferencias arancelarias son algo que se vence habitualmente cada dos años y ahora Estados Unidos está en proceso de que se reponga, de que se renueve. Esperemos que esto demore entre 60 y 90 días. Mientras eso ocurre, los exportadores, para entrar a ese país, tienen que pagar el arancel y seguir presentando los certificados de origen del SGP para después, cuando salga la ley del SGP que podría incluir a Bolivia, esos aranceles sean devueltos”, explicó.

El certificado de origen es un documento que emite el Servicio Nacional de Verificación de Exportaciones (Senavex) en Bolivia, el cual respalda que el producto que está siendo exportado tiene origen boliviano, indicó.

Dicho certificado se utiliza cuando el producto llega a Estados Unidos, donde se debe presentar el documento que permitirá demostrar que está en el marco del SGP, y de esa forma el exportador se beneficia de las ventajas arancelarias, añadió.

El SGP es un programa unilateral y temporal de preferencias comerciales de Estados Unidos que tiene por objeto fomentar la diversificación de las economías de casi 150 países en vías de desarrollo o con menor grado de desarrollo, entre ellos Bolivia.

El programa otorga un tratamiento arancelario preferencial a más de 5.000 productos de distintos países que ingresan a Estados Unidos libres de aranceles y otros derechos aduaneros.

Certificados. De acuerdo con el gerente interino de la Cámara de Exportadores de Cochabamba (Cadexco), Mauricio Rojas, la recomendación de la Embajada de Estados Unidos al sector  “es continuar solicitando los certificados de origen (a la Senavex)” para beneficiarse del programa cuando el Congreso de ese país amplíe el SGP.

“El certificado de origen se utiliza para exportar productos bolivianos, cumpliendo ciertos requisitos de acuerdo al país que se exporta, se lo utiliza para beneficiarse de las preferencias arancelarias”, añadió Rojas, entrevistado por La Razón. De enero a mayo de este año, la Cadexco exportó productos a Estados Unidos por un valor de $us 5,8 millones, recordó Rojas.

Gobierno tomó previsiones

El director general de Promueve Bolivia, Sandro Cahuaya, informó ayer que el Ministerio de Relaciones Exteriores tomó algunas previsiones respecto a la fecha de vencimiento del SGP.

“La autoridad competente ya ha tomado las previsiones para estas situaciones”, indicó Cahuaya, cuya dirección está encargada de trabajar con los exportadores y de buscar nuevos mercados para los productos bolivianos. Señaló que las determinaciones del Gobierno respecto al SGP las darán a conocer en estos días, una vez que se reúnan con autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Informó que de enero a julio se exportó a Estados Unidos productos por un valor de $us 595 millones, y que hasta fin de año esperan superar $us 1.749 millones, cantidad que se registró en todo 2012. Son casi 200 productos, entre alimentos, textiles y otros rubros, que están saliendo de Bolivia bajo las preferencias arancelarias del SGP, precisó el director de la entidad estatal.

Según privados, tramitan ante EEUU sistema de preferencias

Los empresarios privados anunciaron ayer que el Gobierno y los exportadores realizan gestiones ante EEUU para que este país ratifique el beneficio del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) a favor de las exportaciones bolivianas.

“Hasta el momento sabemos que se están haciendo las gestiones de parte de la Cancillería y del sector exportador para que este mecanismo pueda continuar con la vigencia de las preferencias arancelarias”, afirmó ayer el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez.

Precisó que las gestiones no sólo dependen de Bolivia, sino del Congreso de Estados Unidos.

El director de Promueve Bolivia, Iván Cahuaya, anticipó que hay posibilidad de ampliar y que para ello la Cancillería, a través del Viceministerio de Comercio Exterior, realizan los trámites. “Con toda seguridad hay la posibilidad de ampliar, la entidad competente (la Cancillería) ya tomó las previsiones de esta situación”, dijo.

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) informó que a los exportadores sólo les queda esperar la decisión del Congreso estadounidense. “Estamos a la espera de los resultados de Washington, porque a partir del 1 de agosto (hoy) nuestras exportaciones y de otros 129 países más deberán pagar los aranceles de importación en su totalidad. Estamos hablando de que se puede perder más de 100 millones de dólares que eran cobijados bajo este beneficio que nos daba el mercado estadounidense”, indicó la gerente técnica del IBCE, Esther Peña.

El SGP fue creado en 1974 por el Congreso de Estados Unidos con el fin de colaborar a los países en desarrollo para “ampliar sus economías”. El beneficio permite la exportación a EEUU de ciertos artículos, libres de impuestos.

De acuerdo con el IBCE y la estatal Promueve Bolivia, los envíos que se efectúan hacia ese mercado, principalmente, son productos con valor agregado como manufacturas, alimentos, forestales y artesanales. Al no extenderse, los exportadores deberán pagar un arancel del 30% más sobre el valor exportado.

Cahuaya destacó que uno de los mercados más importantes para el país es Estados Unidos; un claro ejemplo es que las exportaciones en valor se triplicaron en los últimos siete años.

En 2006, por los envíos, Bolivia percibió más de 380 millones de dólares, monto que subió por encima de los 1.700 millones de dólares en 2012. “(EEUU) sigue siendo uno de los mercados más importantes para Bolivia con relación a Venezuela, que las exportaciones llegaron a 304 millones de dólares el año pasado”, admitió el titular de Promueve Bolivia.