La producción de petróleo de Venezuela cayó al mínino en 10 años

El flujo de caja de PdVSA es peor de lo que todo los analistas pensaban

Venezuela registró su mayor caída mensual de producción de petróleo en una década en mayo, según los datos publicados el lunes por la Organización de Países Exportadores de Petróleo, lo que supone más problemas para un país que atraviesa por grandes dificultades económicas.

El descenso de 120.000 barriles al día hasta 2,37 millones de barriles diarios pone de relieve la incapacidad de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA para mantener las inversiones en la industria del crudo, mientras el país, el mayor exportador de petróleo de la región, sufre por la crisis de liquidez, la escasez de alimentos y el descontento social.

En los últimos meses, las grandes firmas de servicios petroleros, entre ellas HalliburtonCo. y Schlumberger Ltd., han dicho que están reduciendo sus operaciones en Venezuela ya que el país tiene problemas para pagar sus deudas multimillonarias a sus socios.

“Esto es muy sorprendente”, afirma Francisco Monaldi, experto en energía en Latinoamérica en la Universidad Rice en Houston. “Si quieres destacar el mayor problema, ese es el flujo de caja, que para PdVSA ahora parece peor de lo que habíamos imaginado”.

Venezuela, que depende del petróleo para generar casi todos sus ingresos, está sufriendo una grave escasez de dólares debido a los bajos precios del crudo así como por más de una década derrochando gasto bajo el gobierno socialista, que empleó el dinero del sector petrolero para financiar programas sociales. La producción de crudo del país está lejos de los 6 millones de barriles al día que se habían marcado como objetivo las autoridades.

La producción mensual de petróleo ha caído tanto solo una vez desde 2003, cuando la industria petrolera del país se paralizó como resultado de una huelga de los trabajadores de PdVSA que pretendían que dimitiera el entonces presidente Hugo Chávez.

Venezuela, que cuenta con las mayores reservas de crudo del mundo, necesita importantes inversiones en la cuenca del Orinoco, una rica zona petrolífera al este del país, en el marco de sus planes a largo plazo de doblar su producción de petróleo. Procesar el crudo pesado de la región es costoso y exige que PdVSA importe crudo ligero para mezclarlo con el fin de extraer el petróleo del Orinoco y transportarlo.

Pese a que el precio de equilibrio para el petróleo venezolano ronda los US$21 por barril, el crudo del Orinoco requiere un precio por encima US$28 por barril para que PdVSA y sus socios obtengan ganancias, según la analista de Eurasia Group Risa Grais-Targow.

El petróleo venezolano alcanzó los US$25 por barril durante los tres primeros meses de 2016. Mientras que el precio ha subido a casi US$40 por barril durante el mes pasado, la caída de la producción ha mermado los ingresos de PdVSA.


Join the Conversation