“Libertad plena de expresión” se vivió de 1982 a 2006

Considera que el problema más importante del periodismo es la polarización.

Carlos MEsa. Imagen de archivo. EFE/Sergio Urday
Carlos MEsa. Imagen de archivo. EFE/Sergio Urday

El periodista y expresidente Carlos D. Mesa declaró que la “libertad plena de expresión” se vivió desde 1982 hasta 2006. De ello se puede inferir, en primer lugar, la recuperación de la democracia y, en segundo lugar, la posesión de Evo Morales como presidente.

“Quiero destacar que el momento más extraordinario del periodismo boliviano -en términos de libertad plena de expresión, de posibilidades de decir lo que se pensaba, salvo una o dos excepciones- es el periodo democrático de 1982 hasta 2006. Creo que esta situación, que hoy vivimos, que tiene sus ambigüedades y complejidades, no es comparable en términos de libertad plena de expresión como la que tuvimos en ese periodo”, declaró el exdignatario en una entrevista a radio Compañera.

Mesa especificó que las “excepciones” fueron el cierre de RTP en el gobierno de Víctor Paz Estenssoro y del semanario Aquí que era dirigido por Antonio Peredo. “Salvado eso, el periodo democrático fue el más brillante del liberad que tuvo el periodismo en Bolivia, en mi opinión, en toda su historia”.

Tales declaraciones las hizo ayer al recordar el Día del Periodista en Bolivia y, además, mencionó que uno de los problemas “más importantes” que enfrenta el rubro es “es la polarización del país. Es decir, el presidente Morales y su Gobierno marcan la imposibilidad de que uno se mantenga distanciado”.

Además, declaró que el gobierno del MAS, con dos tercios de respaldo en la Asamblea, “marca la imposibilidad de que la oposición tenga una fuerza, una palabra y la capacidad de cambiar las cosas”. Por esta razón, “las voces disidentes se expresan a través de los medios de comunicación y eventualmente los medios están en un marco complicado”.

Sobre la calidad de los medios, afirmó que los escritos, en especial en el eje, “son respetables” pero “falta profundidad en el tratamiento informativo”.

Sobre los televisivos, están “condicionados a exigencias de rating, lo que ha frivolizado un poco los informativos, que ha descuajeringado el orden y el contexto de lo político y social en el tratamiento informativo”.


Join the Conversation