La CEPAL pronostica un crecimiento del 5% para Bolivia en 2013

La CEPAL pronostica un crecimiento del 5% para Bolivia en 2013

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook15
Infografía: La Razón
Infografía: La Razón

Los países de América Latina y el Caribe crecerán en promedio 3,5 por ciento en 2013, gracias al dinamismo que mantendrá la demanda interna y el mejor desempeño de Argentina y Brasil en comparación con 2012, según nuevas proyecciones entregadas hoy por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La CEPAL dio a conocer su informe Balance económico actualizado de América Latina y el Caribe 2012, el cual pone al día las cifras e información entregadas en diciembre pasado en el reporte Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2012.

El resultado para 2013 obedece, por un lado, al mayor crecimiento esperado de Argentina (3,5%) y Brasil (3,0%) debido a la recuperación de la actividad agrícola y de la inversión, que anotaron caídas en estos dos países en 2012.

Por otro lado, a nivel regional la expansión estará respaldada por la persistencia del crecimiento del consumo como consecuencia de los mejores indicadores laborales y del aumento del crédito bancario al sector privado y, en menor medida, de la inversión. A esto se suma la permanencia de elevados precios de las materias primas, las que si bien se espera que registren una baja con relación a 2012, se mantendrían todavía en niveles elevados.

En el nuevo informe, lanzado este martes exclusivamente de manera electrónica, el organismo de las Naciones Unidas prevé un crecimiento regional levemente menor con respecto a la estimación entregada en diciembre pasado (3,8%) debido principalmente a la mantención de la incertidumbre sobre el futuro de la economía internacional, el bajo dinamismo de las economías desarrolladas y la recuperación algo menos dinámica que previsto en Argentina y Brasil.

Paraguay liderará la expansión en 2013 con un crecimiento esperado del producto interno bruto (PIB) de 10 por ciento, seguido por Panamá (8,0%), Perú (6,0%) y Haití (6,0%). Bolivia, Chile y Nicaragua crecerán 5,0 por ciento, mientras que Colombia lo hará en 4,5 por ciento y Uruguay en 3,8 por ciento.

México, con un crecimiento esperado de 3,5 por ciento en 2013 y las economías del Istmo Centroamericano, además de Cuba, Haití y República Dominicana (3,8%) se verían beneficiadas por un mayor dinamismo de Estados Unidos, a lo que se suma una mejoría del sector agrícola (especialmente en Cuba, Nicaragua y República Dominicana) y de la construcción (en Guatemala, Haití y Honduras).

Los países de América del Sur, que en general son más especializados en la producción y exportación de materias primas, crecerían en promedio 3,5 por ciento en 2013, gracias a la mantención del crecimiento de las economías asiáticas. Esto traería consecuencias positivas tanto en el nivel de ingreso como en el desempeño de las actividades exportadoras.

En el Caribe continuará la aceleración en el ritmo de crecimiento con un alza esperada de 2,0 por ciento como resultado del dinamismo de las economías más especializadas en la producción y exportación de materias primas (Guyana y Suriname, principalmente) y de la recuperación de los países más enfocados a la exportación de servicios de turismo producto de la mejor situación económica de Estados Unidos.

Balance final de 2012

Según la CEPAL, el PIB de América Latina y el Caribe creció finalmente 3,0 por ciento en 2012 producto de una menor expansión de la economía mundial, afectada por la recesión en Europa, la desaceleración del crecimiento en China y el lento crecimiento de Estados Unidos.

Por sub-regiones, América del Sur creció 2,5 por ciento mientras que el Istmo Centroamericano, Cuba, Haití y República Dominicana lo hicieron en 4,3 por ciento (las previsiones iniciales indicaban alzas de 2,7% y 4,2%, respectivamente).

El aumento del PIB en el Caribe (0,9%) representa una aceleración del crecimiento con relación a 2010 y 2011.

La demanda interna fue una de las principales impulsoras del crecimiento regional durante el año pasado, basada en el buen desempeño de los indicadores laborales, la expansión del crédito a las familias y, en el caso de Centroamérica y el Caribe, el alza de las remesas de emigrantes.

El comercio, la construcción y los servicios financieros y a las empresas fueron los sectores que mostraron mayor crecimiento, mientras que el ingreso nacional bruto disponible aumentó a una tasa cercana a la del PIB y el ahorro externo regional se incrementó.

Por otro lado, la inflación disminuyó en 2012 y se situó en 5,6 por ciento como promedio regional, en comparación con el 6,8 por ciento anotado en 2011.

En su informe la CEPAL agrega que la tasa de desempleo abierto urbano registró un nuevo descenso el año pasado, de 6,7 por ciento a 6,4 por ciento. Con ello, el desempleo alcanzó un nuevo nivel mínimo para las últimas dos décadas, reduciéndose el número absoluto de desempleados en 400.000. Sin embargo, alrededor de 15 millones de personas todavía están buscando empleo en las zonas urbanas de la región.

El menor crecimiento económico de la economía mundial afectó al comercio de América Latina y el Caribe, ya que el alza en el valor de las exportaciones de la región fue de solo 1,6 por ciento en 2012, comparado con 23,9 por ciento en 2011. El valor de las importaciones, en tanto, también cayó de 22,3 por ciento en 2011 a 4,3 por ciento en 2012.

A continuación pueden revisar dicho informe:

Fuente: ERBOL

 

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook15