Por decreto, el Estado se hará cargo de los servicios portuarios, los empresarios temen más burocracia y gastos

Economía Bolivia Facebook Twitter LinkedIn Pocket WhatsAppTiempo y dinero perderán los importadores con la puesta en vigencia del Decreto Supremo 1542, emitido la semana pasada por el Gobierno, que establece la intermediación de la estatal Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASPB) para la gestión de carga boliviana en puertos, explicó una fuente empresarial. La nueva disposición emitida el 22 de marzo pasado, abroga el Decreto 25947, de octubre de 2000, que establecía el tránsito corrido en los puertos habilitados para trasladar carga hasta Bolivia, eliminando la intervención y el pago de comisión a la Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASPB). Por su parte, el presidente de la Cámara Boliviana de Transporte Internacional, Fidel Baptista, calificó la medida como “una gran cosa” porque evitarán que las empresas navieras sean las que establezcan el precio del transporte internacional para dejar la carga en destino. “Las navieras han hecho lo que...

imgnoticia_7831Tiempo y dinero perderán los importadores con la puesta en vigencia del Decreto Supremo 1542, emitido la semana pasada por el Gobierno, que establece la intermediación de la estatal Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASPB) para la gestión de carga boliviana en puertos, explicó una fuente empresarial.

La nueva disposición emitida el 22 de marzo pasado, abroga el Decreto 25947, de octubre de 2000, que establecía el tránsito corrido en los puertos habilitados para trasladar carga hasta Bolivia, eliminando la intervención y el pago de comisión a la Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASPB).

Por su parte, el presidente de la Cámara Boliviana de Transporte Internacional, Fidel Baptista, calificó la medida como “una gran cosa” porque evitarán que las empresas navieras sean las que establezcan el precio del transporte internacional para dejar la carga en destino.

“Las navieras han hecho lo que han querido, ellas pagaban al transportista 1.500 dólares (el precio más bajo) y cobraban al importador 2.000, así tenían 500 de ganancia libremente, obviamente a ellos les debe estar afectando”, dijo y añadió que el decreto fue un pedido de su sector hace tres a cuatro años.

Este medio intentó contactarse con el director ejecutivo de la ASPB, Ramiro Venegas, pero en su oficina en La Paz informaron que se encontraba en reunión.

Mientras que el gerente general de la Cámara de Despachantes de Aduana, Raúl Terán, señaló que sería “irresponsable” hablar del impacto de la medida sin que haya reglamentación.

El importador cochabambino que habló a condición de anonimato, explicó que el decreto del año 2000 tenía por objeto dar ventajas a los importadores; mientras que el actual supondrá elevación de costos. “Cuando llegaba el barco, uno podía cargar su contenedor e ingresar al territorio sin que intervenga la ASPB. Dependiendo del peso eso suponía dejar de pagar unos 150 a 250 dólares por contenedor, de esa intermediación vive la ASPB”, explicó.

Con el actual decreto, el importador dijo que los que hará la ASPB será “matrizar” un número en la planilla portuaria que, a su criterio, significa también incrementar la burocracia.

“Tiene dos objetivos, uno bastante claro, que es incrementar las recaudaciones impositivas, y el otro que no está muy claro, es el de ejercer control, sin tener en cuenta que ya existen varios filtros”, dijo el importador que considera un “retroceso” que le resta competitividad a los importadores por la demora que supone.

Consideró también que la Cámara Nacional de Industrias o la de Comercio deberían hacer una representación ante el Gobierno para reclamar sobre el tema.

Sube transporte internacional

La Paz | ANF

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado de la ciudad de El Alto, Gustavo Rivadeniera, confirmó ayer que las tarifas de ese sector por mercaderías internadas desde puertos del Pacífico tendrán un incremento de 60 por ciento, debido a que pierden dinero en los almacenes de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), donde en casos extremos deben permanecer hasta 20 días.

En una improvisada rueda de prensa, Rivadeneira explicó que mientras aumentan los costos de operación, el precio de los fletes se mantiene desde hace 15 años, pero que además reduce sus ingresos y les lleva a incumplir con sus clientes quienes se niegan a reconocer los gastos adicionales provocados por el almacenamiento en la Aduana Nacional.

Rivadeneira sostuvo que desde hace cinco meses las cargas que requieren de controles previos, como los que requieren permisos sanitario, se estancan en los recintos aduaneros hasta 20 días y que el problema impide llegar a los puertos de exportación en los plazos fijados en los contratos para traer nueva mercadería.

“Consideramos que esto es razonable debido a la pérdida de tiempo (…) en los recintos aduaneros para nuestras unidades de transporte pesado”, afirmó.

Fuente: Los Tiempos


Join the Conversation